El Anti-Cristo y el Sr. Obama, Parte 2

Un Comentario Bíblico por Jack Kelley

El artículo de la semana pasada rápidamente se convirtió en uno de los más leídos entre todos los que jamás hemos publicado. También ha generado muchas preguntas y alguna loca información que nunca antes había escuchado. Entre todas estas se incluyen resúmenes de fuentes noticiosas seculares que contienen profecías no bíblicas, las cuales voy a presentar de primero. Puesto que en ambos casos se empezó con preguntas retóricas, las he acomodado en nuestro formato familiar de preguntas y respuestas (P & R), pero las he publicado tal y como fueron escritas. Las demás preguntas han sido sometidas por los lectores.

Dos Profecía No Bíblicas

La primera es muy controversial por lo que no ofrezco ninguna opinión sobre su validez, excepto que la he recibido de varias fuentes noticiosas independientes. He podido confirmar que fue Johanwa Owalo quien dijo que esta profecía decía lo que él era y que aparentemente se originó de un documento registrado con derechos de autor en 1915. A los lectores se les advierte que hagan su propia investigación antes de aceptarlo como auténtico.

P. ¿Es Barack Obama el “Hijo de Kenia” predicho por el gran profeta keniano del siglo XIX, Johanwa Owalo, fundador de la Iglesia Keniana Nomiya Luo?”

R. Entre el pueblo de Kenia que sigue la religión Luo, se cree que Owalo es un profeta similar a Jesucristo y a Mahoma, quien en 1912 emitió esta terrible profecía sobre los Estados Unidos:

“Hasta ahora, ellos [los Estados Unidos] se han perdido en la maldad de esos tiempos [futuros] y su destrucción ha sido sellada por mi [padre]. Sus grandes ciudades van a ser quemadas, sus cosechas y su ganado sufrirán enfermedades y muerte, sus hijos perecerán de enfermedades nunca antes vistas sobre este planeta, y yo les revelo a ustedes el gran [misterio] de todos ya que se me ha permitido ver que su destrucción [de los Estados Unidos] se llevará a cabo por la mano de uno de nuestros propios hijos”.

La siguiente pregunta se origina de un artículo publicado en Forbes.com fechado 26 de Octubre de 2008, por Amir Taheri, autor de 10 libros sobre Irán, el Medio Oriente y el Islam.

P. ¿Es Barack Obama el “guerrero prometido” que viene a ayudar al Imán Oculto de los musulmanes chiítas a conquistar el mundo?”

R. Esta pregunta ha estado dando vueltas en Irán desde el mes pasado, cuando un sitio Web pro gubernamental publicó un Hadith (o tradición) de un texto chiíta del Siglo XVII. La tradición viene de Bahar al-Anvar (que quiere decir Océanos de Luz) por el Mulá Majlisi, una obra magna de 132 volúmenes y que representa la base del Islam chiíta moderno.

Según esta tradición, el Imán Ali Ibn Abi-Talib (sobrino y yerno del profeta) profetizó que en el tiempo del fin y justo antes del retorno del Mahdi, el Salvador Último, un “hombre alto negro asumirá las riendas del gobierno del occidente”. Comandando “el ejército más fuerte sobre la tierra”, el nuevo gobernante del occidente llevará “una clara señal” del tercer imán, cuyo nombre era Hussein Ibn Ali. Esta tradición concluye: “Los chiítas no tendrán la menor duda de que él estará a nuestro favor”.

En una coincidencia curiosa, el primero y segundo nombres de Obama-Barack Hussein-significan “la bendición de Hussein” en árabe y en persa. Su apellido Obama, escrito en el alfabeto persa, se lee O Ba Ma, que quiere decir “él está con nosotros”, lo cual es la fórmula mágica en la tradición Majlisi.

De estas fuentes seculares parece que personas con antecedentes diferentes creen que un líder que se ajusta a la descripción del Sr. Obama, aparecerá en los últimos días, pero que su impacto no será bueno para los Estados Unidos. Solamente el tiempo lo dirá.

Preguntas Recibidas De Los Lectores

Ahora pasamos a las preguntas recibidas de nuestros lectores. Debido al tiempo y al espacio disponible, las he resumido en tres preguntas básicas que hablan sobre las cualidades del Sr. Obama para ser el anticristo.

P. Referencia: “Y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario” (Daniel 9:26). ¿Cómo puede el Sr. Obama cumplir con Daniel 9:26, si él nació en Hawai, o Kenia, en cuanto a eso se refiere?

R. Cuando Daniel escribió esas palabras que recibió del Ángel Gabriel, los babilonios estaban a punto de ser conquistados por los medos y los persas. Los romanos aparecerían en escena por otros cientos de años, y sin embargo, Gabriel necesitaba alguna manera para identificarlos. Él le dijo a Daniel que el líder venidero sería del pueblo que destruiría la ciudad y el santuario después del rechazo del Mesías. El Templo Judío y la Ciudad de Jerusalén fueron destruidos separadamente. El general romano Tito Vespasiano dirigió las tropas que quemaron el Templo y lo desmantelaron hasta dejarlo en ruinas, piedra por piedra, en el año 68 o 69 d.C., dependiendo en la narración de la preferencia suya. Él ejecutó eso bajo las órdenes de su padre Vespasiano que era entonces el Emperador Romano. Luego, en el año 135 d.C., otro emperador romano, Adriano, ordenó la destrucción completa de Jerusalén como consecuencia de la revuelta de Barcoquebas. Estos dos eventos separados dan testimonio de que Gabriel se estaba refiriendo a los romanos. Juntos cumplieron la norma que debe de ser establecida por el testimonio de dos o tres testigos (Deuteronomio 19:15).

Britania (Gran Bretaña) fue primeramente observada por los romanos en el año 55 a.C., y ya para el año 43 d.C. había sido asimilada por el Imperio Romano, mucho antes de que la Ciudad y el Santuario fueran destruidos. Por consiguiente, el Imperio Romano en ese entonces, abarcaba desde Gran Bretaña en el occidente, a través del sur de Europa y el Norte de África, hasta el Mar Caspio y el Golfo Pérsico en el este. Los romanos le llamaban al Mar Mediterráneo el “Mare Nostrum” (nuestro mar) porque el Imperio Romano lo rodeaba casi en su totalidad.

Muchos estudiosos de la profecía concuerdan que la mayoría de los descendientes del Medio Oriente y de Europa, llenan las cualidades de Daniel 9:26 para ser el anticristo, tomando en cuenta que también se convierta en un líder mundial. Ellos dicen que eso es aun cierto de muchos norteamericanos debido a su previo estatus de Colonia Británica y del hecho de que este país (los EE.UU.) fue fundado en su mayoría por europeos cuyos ancestros vivían en los tiempos bíblicos del Imperio Romano.

Ciertamente el Sr. Obama con certeza desciende de europeos por medio de su madre, y aquellas personas que alegan haber hecho una investigación dicen que del lado de su padre él es más árabe que africano. De hecho el certificado de nacimiento del Sr. Obama lo identifica como árabe. Ellos dicen que la genealogía del Sr. Obama, hijo, (Jr.) lo muestra como que es un 50% caucásico, 43,75% árabe y 6,25% africano. Y en una interesante nota al margen, la Gran Bretaña es uno de los países que le está pidiendo al Sr. Obama que demuestre que no es ciudadano de Gran Bretaña, en por lo menos una de las demandas judiciales que se han presentado en las cortes. Si él nació en Kenia en 1961, lo más seguro es que él es ciudadano británico, porque la independencia de Kenia de la Gran Bretaña sucedió en 1963. La Corte Suprema resolverá una de estas demandas el 5 de diciembre de 2008 para determinar si van a proceder con los argumentos orales. Aun no está claro el porqué el Sr. Obama simplemente no presenta su certificado de nacimiento para ponerle fin a toda esta especulación.

P. Puesto que los soldaos que destruyeron el Templo en realidad fueron mercenarios asirios, y puesto que Isaías menciona al enemigo asirio de Israel (Isaías 10:5), ¿no quiere decir esto que el anticristo debe de ser un asirio? ¿No excluiría esto al Sr. Obama?

R. En mi respuesta anterior mostré cómo el Ángel Gabriel tenía que estar refiriéndose a Roma cuando habló del pueblo que destruiría la ciudad y el santuario. Recuerde, estos fueron dos eventos separados, casi por 70 años, y en ambos casos los soldados estaban bajo las órdenes romanas. También, el Imperio Asirio había sido asimilado dentro del territorio romano por conquista, así que allí no había oficialmente ninguna presencia asiria en ese momento. Y si el pasaje se hubiera referido a los asirios, Gabriel los pudo haber mencionado por su nombre, ya que toda la gente en tiempos de Daniel conocía sobre ellos.

Isaías 10:1-19 es un juicio en contra de Asiria. La palabra hebrea traducida como Asiria en el versículo 5, es Asur, que es el nombre del segundo hijo de Sem. Esto es una referencia a los asirios, los descendientes de Asur, y no a un individuo en particular. Cuando el rey asirio Senaquerib conquistó Damasco y el Reino del Norte, su ejército estaba trayendo el juicio de Dios en contra de una gente sin Dios (versículo 6). Pero cuando ellos pusieron su mirada en Jerusalén (versículo 11) excedieron la intención de Dios. En una noche, Dios envió Su ángel de la muerte al campamento asirio y en la mañana había 185.000 soldados asirios muertos. Isaías comparó esto a un fuego que ardía entre espinos y cardos (versículos 17-18). Los asirios restantes se fueron a su país avergonzados y más tarde Senaquerib fue muerto por sus propios hijos (Isaías 37:36-37). Basándonos en estas cosas, yo no estoy convencido de que las Escrituras requieran que el anticristo sea de descendencia asiria.

P. La Biblia parece decir que el anticristo será asexual. Puesto que el Sr. Obama está felizmente casado y tiene dos hijas, ¿por qué esto no lo excluye?

R. Esta pregunta se refiere a Daniel 11:37, la cual en la RVR 1960 se lee:

“Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetará a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá”.

Según la tradición, la frase “amor de las mujeres” se refiere al Mesías, no a la orientación sexual del anticristo. Desde el tiempo de Eva, ha sido el deseo de toda mujer judía ser la madre del Mesías, por eso es que uno de los nombres informales del Mesías fue “el amor [o deseo] de las mujeres”. Esta idea se origina de la frase “la simiente de la mujer”, la cual es una referencia al redentor prometido en Génesis 3:15. La idea de que el anticristo sea asexual no puede ser apoyada por las Escrituras.

¿Cuál Es El Punto De Todo Esto?

Mi propósito en este estudio ha sido el separar el hecho bíblico de la opinión humana sobre el asunto del anticristo, específicamente apoyando mi posición de que no existe ninguna razón bíblica de que el Sr. Obama no pueda un día ser revelado como el anticristo. A propósito, mucha de esta información puede ser utilizada para apoyar el punto de vista de que Bill Clinton, el Príncipe Carlos, u otros más, pudieran ser el anticristo de igual manera como Barack Obama lo pueda llegar a ser, pero este último es sobre el que se me ha preguntado.

En la primera parte de este estudio dije que yo no creo que sea el momento para que el anticristo aparezca aun, y que la Iglesia no estará aquí cuando eso suceda. En 2 Tesalonicenses 2:1-8 Pablo resumió la secuencia de los eventos de los últimos días. Una lectura cuidadosa revela que Pablo identificó tres cosas específicas que deben de suceder antes que el Día del Señor (la gran tribulación) suceda. Deberá haber una apostasía, una rebelión en contra de la fe. Esto sucederá cuando los creyentes que son sólo de nombre sean atraídos fuera de la verdadera iglesia hacia los distintos movimientos apóstatas que estamos viendo brotar en nuestro medio. El poder retenedor que está deteniendo este poder secreto de iniquidad, también tendrá que ser removido. Ese poder es el Espíritu Santo contenido en la Iglesia, lo cual esa una referencia al Rapto. Luego el inicuo, el hombre de pecado, será revelado y se meterá en el Templo de Dios proclamándose ser como Dios. Esa es la abominación desoladora que inicia la gran tribulación, y es entonces cuando el mundo sabrá de seguro quien es el anticristo.

En cuanto a nosotros, es suficiente que sepamos que las señales que apuntan hacia el fin de la era están apareciendo a nuestro alrededor. Y esto no está sucediendo para que nos agachemos y nos preparemos para la tormenta. Eso está sucediendo para que empecemos a prepararnos para nuestra partida. El que pasen varios meses o varios años, es irrelevante. Mientras más pronto actuemos estaremos mejor preparados. Nadie sobre la tierra podrá decirle a usted por adelantado cuándo será nuestra partida. No habrá ningún aviso específico previo. En un momento estaremos aquí y en el próximo estaremos allá. Jesús dijo que no sabríamos ni el día ni la hora, pero Él hizo que Pablo nos dijera que eso no nos debe tomar por sorpresa. Se dice que ser avisados es estar preparados, y ciertamente se nos está avisando. Ya casi puede usted escuchar los pasos del Mesías. 22/11/2008.

Share
Share