Las Lunas de Sangre Venideras

Un comentario bíblico por Jack Kelley

Primeramente yo escribí sobre las llamadas lunas de sangre, hace cinco años. (Por motivos que explicaré más adelante, los eclipses totales de luna son conocidos como lunas de sangre.) En aquel entonces se promovía fuertemente una serie de videos sobre este asunto como que revelaban la fecha de la Segunda Venida. Ya hoy en día la mayoría de las personas no creen en eso, pero esa serie aún es popular especialmente ahora que nos acercamos más al momento en que sucedan esos eclipses, por lo que he estado recibiendo de nuevo preguntas sobre las lunas de sangre. Entonces este artículo es una actualización sobre ello.

Como muchos de nosotros ya sabemos, habrá unos eventos celestiales asombrosos en 2014 y 2015. Hay dos juegos de eclipses lunares y solares que sucederán en o cerca de fechas de festividades judías. Habrá eclipses lunares el 15 de abril y el 8 de octubre de 2014 y de nuevo el 4 de abril y el 28 de setiembre de 2015. Lo que los hace asombrosos es que en ambos años los eclipses primaverales ocurrirán en la Fiesta de la Pascua y los otoñales en la Fiesta de los Tabernáculos.

Cuando cuatro eclipses lunares son consecutivos a eso se le llama una tétrada. Así como van a suceder otras 6 tétradas durante este Siglo 21, las de los años 2014 y 2015 son las únicas que sucederán en días de fiestas judías. Debemos notar que de todos los eclipses lunares del 2014-2015, solamente el último (el del 28 de setiembre de 2015) será visible en Israel, y solo parcialmente.

Pero hay más. En el año 2015 también habrá dos eclipses solares, y de nuevo, uno sucederá en la primavera y el otro en el otoño. El eclipse solar de la primavera sucederá en el primer día del año nuevo religioso de Israel (1 de Nisan) catorce días antes de la Pascua, y el del otoño sucederá el primer día del año civil (1 de Tisri) seis meses después, que es el día de Rosh Hashanah, o la Fiesta de las Trompetas.

¿Sucede Esto Con Frecuencia?

Contando los eclipses de 2014-2015 solamente habrá habido 13 tétradas en los últimos 500 años y de estas solamente 2 han coincidido anteriormente con fecha de fiestas judías. Una fue en 1949-50 y la otra en 1967-68. Siendo una tétrada una serie de cuatro eclipses lunares consecutivos, eso significa que estamos hablando de ocho eclipses totales de luna. De esos ocho solamente el de abril de 1950 fue totalmente visible en Israel, otros cuatro fueron parcialmente visibles y el resto no fueron visibles del todo. (Puesto que estos se están pronosticando como señales para Israel, usted puede pensar ¿por qué no son todos ellos visibles allí?)

La tétrada de 1949-50 empezó un año después del renacimiento de Israel como nación el 14 de mayo de 1948. La de 1967-68 empezó en abril, cerca de seis semanas antes de la Guerra de los Seis Días la cual finalizó con la reunificación de Jerusalén. La cercanía de estas ocurrencias como momentos clave en las fechas de la historia moderna de Israel ha hecho que algunas personas consideren que la tétrada de 2014-15 será similarmente importante para Israel.

Personalmente yo no estoy tan impresionado como lo están otras personas. La historia bíblica nos dice que las señales de Dios son claras y específicas. La estrella de Belén es un ejemplo de ello. Si usted alguna vez ha intentado seguir una estrella sin contar con el beneficio de equipos modernos, usted sabe el hecho de que los magos pudieron seguirla de Jerusalén a Belén, una distancia de solamente 8 kilómetros. Según Mateo 2:9-11 la estrella los guio directo a la casa en donde la familia del Señor se encontraba. ¿Pudo haber sido Dios?

Compare esto con las tétradas de 1949-50. Estas no fueron específicas a los eventos que supuestamente estaban anunciando. El pueblo escogido de Dios se convirtió oficialmente de nuevo en nación después de una ausencia de 1900 años, el 14 de mayo de 1948, pero el primer eclipse de esta tétrada no sucedió sino hasta un año después. Las señales del cielo se supone que nos dicen acerca de cosas que van a suceder, no de cosas que ya han sucedido. Quienes proponen esta teoría tuvieron que investigar en los registros para encontrar un evento relacionado con la historia de Israel que coincidiría con la fecha del eclipse. Estas personas escogieron la conversión de un gobierno provisional en Israel en uno permanente, ¿Es que Dios esperó hasta entonces para producir una señal porque Él no estaba seguro si Israel podría lograrlo? ¿Y alguien en la Tierra reconoció estos eventos como señales del cielo en ese momento? Usted puede disculpar a Israel por no darse cuenta. La mayoría de los eclipses no fueron visibles allí.

Para los estudiosos de la profecía, el renacimiento de Israel fue una señal largamente esperada de que los tiempos del fin habían empezado, y todos ellos se dieron cuenta. Esta es la señal que Dios nos estaba enviando en ese momento, no una serie de eclipses que sucedieron un año después del suceso y que fueron visibles solo a algunas personas.

Por lo menos la primera parte de la tétrada de 1967-68 agrupó la Guerra de los Seis Días que llevó a la reunificación de Jerusalén, pero, de nuevo, nadie lo notó durante 40 años. Eso puede ser porque ninguno de los eclipses de 1967 fue visible en Israel, y de los eclipses de 1968 solo el del mes de abril fue visible pero únicamente de manera parcial. Tres de cuatro no pude considerarse del todo por la gente a la cual esta señal supuestamente estaba dirigida.

Algunas personas dicen que las tétradas de 1949-50 y de 1967-68 sucedieron durante dos guerras importantes en Israel, la guerra de independencia y la de los seis días. Ellas usan esto para respaldar las predicciones de otra guerra importante para Israel en el 2014-2015. Esto por lo menos suena convincente, a pesar de que la guerra de independencia terminó un mes antes del primer eclipse de 1949, y ninguna de las otras guerras importantes de Israel sucedió durante una serie de eclipses. Pero hay tres guerras profetizadas para Israel que aún tienen que suceder, cualquiera de las cuales fácilmente puede suceder en la primavera de 2014 y el otoño de 2015. Por supuesto me estoy refiriendo a las guerras profetizadas en Isaías 17, Salmo 83 y Ezequiel 38-39.

¿Es Eso Bíblico?

Pero veamos lo que dice la Biblia sobre esto, si es que dice algo. El apoyo subyacente para la hipótesis del eclipse la encontramos en Génesis 1:14 en donde la traducción de la Biblia Reina Valera 1960 dice:

Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años.

Para que este pasaje se leyera con mayor facilidad en Español, los traductores insertaron la palabra “y” en dos ocasiones. Según la Biblia Interlineal, una lectura más literal del versículo 14 se leería como sigue:

Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche. Que sirvan de señales; de estaciones, días, años

Al insertar los artículos adicionales hacen que la versión Reina Valera 1960 parezca como que las lumbreras sirven también como señales, como lo es marcar las estaciones, los días y los años. Pero yo creo que la Biblia Interlineal se acerca más al sentido original de Génesis 1:14. La Nueva Versión Internacional concuerda con eso. Dice:

Que haya luces en la expansión del cielo para separar el día de la noche, y que sirvan como señales para marcar las estaciones y los días y los años (Traducción literal del original en inglés)

Todo esto para decir que no queda claro que Génesis 1:14 dice que una de las funciones de la luz en el cielo es servir como señal de un evento importante. Eso tendría que ser leído dentro del pasaje. Lo más probable es que diga que el sol y la luna le permiten al hombre mantener el registro del tiempo.

Segundo, la frase “la luna se torna en sangre” viene de Joel 2:31 que dice que eso va a suceder antes de la llegada del día del Señor grande y espantoso. Pedro citó este versículo en Hechos 2:20. En Apocalipsis 6:12 encontramos mención de la frase de la “luna como sangre.” Estos tres son los únicos versículos en la Biblia los cuales mencionan que “una luna de sangre” aparecerá en algún momento antes del comienzo de la Gran Tribulación. Pero todas estas referencias también mencionan que el sol se oscurece al mismo tiempo.

La mayoría de nosotros sabemos que la luna no produce luz por sí misma. La luz de la luna se origina en el sol la cual se refleja en la luna. Usted no puede tener un eclipse lunar si el sol no produce ninguna luz, como es el caso en Joel 2:31, Hechos 2:20 y Apocalipsis 6:12.

Algunas personas explican esto como un caso de un eclipse solar y uno lunar que suceden al mismo tiempo. Pero eso también es imposible. Un eclipse lunar sucede cuando la tierra pasa entre el sol y la luna. Conforme la luz del sol rodea la tierra y pasa a través de su atmósfera hasta llegar a la luna, esto produce un tinte rojizo. Durante un eclipse total eso haría que la luna parezca tener un color naranja oscuro, lo que hace que se le llame una luna de sangre.

Pero un eclipse solar sucede cuando la luna pasa entre el sol y la tierra. Conforme el eclipse avanza la luna parecerá como una bola negra que cruza el sol. En un eclipse total solar toda la luz del sol se encuentra bloqueada y tanto el sol como la luna aparecerán como que se volvieron negros.

Mateo 24:29, que habla del final de la Gran Tribulación, dice que el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor. Este evento también se menciona en Marcos 13:24-25. (En Lucas 21:25 eso se refiere como señales en el sol, la luna y las estrellas.) Eso es lo que un eclipse total de sol es, a pesar de que en este caso yo creo que algo mucho más importante estará sucediendo. No creo que el sol jamás se ponga negro, sino que va a ser reemplazado por la Nueva Jerusalén.

La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella (Apocalipsis 21:23-24).

También, desde cualquier lugar un eclipse lunar solamente puede suceder en la noche y un eclipse solar solamente puede suceder durante el día. Por estas razones uno no puede tener un eclipse solar y uno lunar al mismo tiempo.

¿Cuántas Lunas de Sangre Hay?

La Biblia únicamente menciona una luna de sangre, no una serie de ellas. Tampoco menciona una luna de sangre en relación con algún evento en la historia mundial excepto la que sucede antes de la Gran Tribulación. Todo esto significa que el evento celeste que menciona Joel 2:31 y se repite en Hechos 2:20 y Apocalipsis 6:12 es poco probable que sea un eclipse ya sea de sol o de luna. Claramente la aparición de una luna de sangre antes del comienzo de la Gran Tribulación tiene la intención de ser una señal única e inconfundible.

¿Cuál Es Su Punto?

En conclusión podemos ver que la mención del sol y de la luna como señales en Génesis 1:14 probablemente se refiera solamente a mantener un registro del tiempo. También podemos decir que las tétradas pasadas no llenan el requisito de una señal bíblica como lo ejemplifica la estrella de Belén o la luna de sangre de Apocalipsis 6:12. Más aún, la Biblia del todo no menciona ninguna tétrada y por consiguiente la Biblia no puede ser vinculada con ningún evento presente o futuro en la historia de Israel. Y finalmente, la luna de sangre que va a señalar la llegada de la Gran Tribulación es un solo avistamiento, no una tétrada, y lo más seguro es que no se deba a un eclipse del todo porque el sol estará oscurecido y es imposible que un eclipse de sol y uno de luna sucedan simultáneamente.

Por lo tanto, a pesar de que existe una gran probabilidad de que algo de importancia profética suceda en Israel o le suceda a Israel entre la primavera del 2014 y el otoño del 2015, yo no creo que las tétradas que sucederán durante ese período puedan verse como señales de Dios de que eso sea la causa.

Amós 3:7 dice: Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. También es cierto que si usted quiere saber todo lo que el Señor ha revelado acerca de los eventos venideros, el mejor lugar para buscarlos es en la Biblia. Las ocurrencias naturales nunca pueden ser sustitutas de la palabra de los profetas. Selah, 27/04/13.

 

Título Original: The Coming Blood Moons

Traducido por Walter Reiche B.

walterre@racsa.co.cr

 

Share
Share