¿Por qué Dios necesitaba un pueblo elegido?

Q

Jueves 26 de marzo de 2020

P: Una vaga curiosidad saltó en mi mente hoy y estoy seguro que usted me puede dar una respuesta. Dios escogió a Israel como Su pueblo elegido, ¿cierto? ¿Por qué? ¿Qué fue lo que los hizo especiales? ¿Qué significado tenían? Él pudo haber hecho un pacto con alguien más, pero Él escogió una nación que lo olvidaría continuamente, lo ignoraría, y le sería infiel. Obviamente Dios no hace elecciones arbitrarias, pero ¿las Escrituras dicen el momento en el cual Él sintió que necesitaba un pueblo elegido? Como dije, es más una vaga curiosidad que tengo que una fe por buscar la verdad, pero yo sé que usted me puede ayudar en la dirección correcta.

A

R: Según Isaías, Dios “necesitaba” de un pueblo elegido para lograr cuatro cosas:

Primero, ser testigos de Él para un mundo incrédulo (Isaías 43:10).
Segundo, ser una muestra de las bendiciones que se reciben al tener una relación con Él (Isaías 48:3).
Tercero, transmitir las Escrituras (Isaías 42:9).
Y cuarto, ser un canal para el Mesías (Isaías 49:5).

La elección de Dios de Israel empezó con Abraham (Génesis 12:1-3). Fue un acto soberano e incondicional de parte Suya, pero usted está en lo correcto en sus conclusiones. Cuando tomamos en cuenta que Él sabía desde el principio que todo eso sucedería, nos hace pensar qué es lo que Dios estaba haciendo.

En 1 Corintios 10:6-11 tenemos la respuesta. Pablo escribió que las circunstancias de la relación de Israel con Dios fueron escritas para advertirnos a nosotros, sobre quienes el fin de la era ha llegado. Nosotros estamos supuestos a aprender de la historia de Israel y no de repetir sus errores. Tristemente, en muchas maneras la Iglesia ha tratado a Dios con igual descuido, pero puesto que estamos en la Era de la Gracia no estamos sintiendo Su ira de la manera como Israel la sintió.