244-pr-verde

¿Por qué no puedo evangelizar?

Lunes, 9 de enero de 2017

P: Soy totalmente nacido de nuevo y entregado a Dios como cristiano. Sé en mi corazón que Jesús regresa pronto. Sueño con poder audazmente testificarles a muchas personas lo que Dios ha puesto en mi corazón pero cuando llega el momento simplemente me acobardo. Entonces, en vez de eso, lo que hago es orar por su salvación. Me siento tan desalentado por ello. No quiero presentarme ante el Señor para que me diga que así como me avergoncé de Él, Él esta avergonzado de mí. Le agradezco su consejo y oración sobre esto.

R: Yo creo que lo primero que usted debe hacer es estar seguro que el Señor lo ha llamado a evangelizar. Puede ser que su don solamente sea la intercesión, lo cual es la oración que usted está haciendo de manera intuitiva. Eso también es un método efectivo para traer personas al Señor.

Pablo dijo que tenemos diferentes dones de acuerdo a la gracia que se nos ha dado (Romanos 12:6). El Señor no espera que todos nosotros hagamos todo, sino solamente las cosas con las con las que Él nos ha dotado. Y cuando Él nos llama a hacer algo, podemos estar seguros que Él nos empoderará para hacerlo, porque Él también dijo, “Apartados de mí nada pueden hacer” (Juan 15:5).

Si usted siente que Dios lo ha llamado a evangelizar, entonces manténgase pidiéndole a Él la fortaleza y el coraje para hacerlo. Mientras tanto, continúe orando por las personas que el Señor le pone en su corazón. Sea paciente, y no se preocupe. Usted puede descubrir que está haciendo exactamente lo que Él quiere que usted haga. Y sobre todo entienda que el Señor no está avergonzado de usted. Él piensa que usted es perfecto.

Pero Cristo, después de ofrecer una sola vez un solo sacrificio por los pecados, para siempre se sentó a la derecha de Dios, y de ahí en adelante está en espera de que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. Él, por medio de una sola ofrenda, hizo perfectos para siempre a los santificados” (Hebreos 10:12-14).

Share Button