Todos los hombres de guerra

Miércoles, 15 de febrero de 2017

P: Es un hecho que la batalla que lleva a la invasión de Rusia a Israel al final resulta en la destrucción de “todos los hombres de guerra,” Ezequiel 39:20. Debería ser obvio que la batalla descrita en Ezequiel 38:21-22 y 39:1-6 es la misma batalla que comúnmente se conoce como “Armagedón.” Compare Isaías 34:1-6; 63:1-6; Apocalipsis 14:19-20; 16:12-16 y 19:11-21. Es muy claro que “todos los hombres de guerra” son destruidos en esta misma batalla en la que el Señor destruye a Rusia y sus aliados, Ezequiel 39:20.
Si esta batalla debe entonces ocurrir antes de la tribulación, como algunas personas enseñan, o aún justo después del comienzo de la misma, como otras enseñan, entonces, ¿quiénes pelearían durante la tribulación? Recuerde, “todos los hombres de guerra” son destruidos en esta batalla. Yo tomo como que eso significa que todo ser humano que lleva “guerra” en su corazón será destruido de entre los seres humanos. Entonces, ¿quiénes pelearán durante la tribulación si “todos los hombres de guerra” ya han sido destruidos cuando el Señor destruye a Rusia y sus aliados? ¿¿¿Y bien??? ¿Qué piensa usted Jack? ¿Es eso correcto?

R: Yo creo que usted ha malentendido la intención de la frase “todos los hombres de guerra.” Observe cómo Ezequiel 39:20 enumera los participantes, caballos, carros, hombres fuertes, todos los hombres de guerra… Esa es la manera en que un profeta describe la clasificación de los guerreros. Eso era típico en tiempos bíblicos para distinguir las fuerzas especiales de lucha, como los guardaespaldas del rey, de los soldados ordinarios, al llamarlos hombres poderosos. 2 Samuel 23 enumera los hombres poderosos de David como un ejemplo. Todos los hombres de guerra quiere decir el resto de los soldados.

En el idioma moderno podemos decir “fuerzas especiales” para los hombres poderosos, y “soldados de toda clase” para todos los hombres de guerra. La intención del pasaje no es decir que todos los hombres de guerra de la Tierra serán destruidos en la batalla de Ezequiel, sino los soldados de toda clase que participaron en la misma.

Como usted sabe, yo creo que la batalla de Ezequiel tiene que preceder la Semana 70 de Daniel porque la misma sirve como un llamado a despertar para Israel, y con la misma se reinstala su relación con Dios. Eso produce el deseo para un Templo que hoy día todavía les hace falta tener.

Share Button