¿Cómo puedo estar seguro?

Q

Viernes 11 de enero de 2019

P: Mi pregunta sobre el significado de “perder la fe”, en lugar de tener dudas, ha vuelto al frente otra vez. Se relaciona con la pregunta de un lector, y su respuesta, sobre cómo un ministro del Evangelio puede ser “dejado atrás”.

Creo que la muerte de nuestro Señor satisface plenamente el requisito de Dios de una justicia perfecta. Creo que su resurrección prueba la aceptación del Padre de Su sacrificio a ese respecto. Creo que eso es lo único que cumple con ese requisito. No hay otra manera de vivir en la presencia eterna de Dios.

Sé que Dios no me engañará. Pero también sé que las Escrituras están llenas de ejemplos en los que Él ha permitido que los seres humanos se engañen a sí mismos. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre creer y temblar, como hacen los demonios, y creer y ser salvos, como lo hace la Iglesia? ¿Los predicadores / maestros “dejados atrás” están “seguros” que son salvos? ¿Estarán realmente sorprendidos cuando no se vayan en el Rapto?

¿Me dirá Jesús que nunca me conoció? ¿Cómo puedo estar seguro, a pesar de que reconozco mis pecados y mis oraciones de perdón en el nombre de Jesús, que, de alguna manera, lo que he hecho y estoy haciendo, es lo suficientemente genuino? Dios no me lo dice. Él nunca me ha dado la Bendita Seguridad a pesar de mis oraciones por más de 60 años.

No puedo, hasta ahora, superar mis dudas, no en Sus promesas, sino en mí mismo. ¿Cómo puedo “dejar eso y permitirle a Dios”?

A

R: Santiago 2:19 dice: “¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnífico! También los demonios lo creen, y tiemblan.”

Lea ese versículo con cuidado. Por supuesto que los demonios creen que hay un solo Dios. Ellos lo han visto. ¿Pero el versículo dice algo acerca de la respuesta de ellos a Él? ¿Dice que han pedido Su perdón? No. ¿Dice que han aceptado Su muerte como pago por sus pecados? No. ¿Dice que lo han recibido en su corazón? No. ¿Han hecho las paces con él? No. Todo lo que dice es que creen que hay un solo Dios. No hay comparación entre su posición y la nuestra.

No sé qué tan seguros puedan sentirse los líderes “dejados atrás” ahora. Me imagino que piensan que están bien. Incluso pueden sentirse más seguros que usted. Pero sí sé que después del rapto se darán cuenta de que lo que tenían era un consentimiento intelectual, no un compromiso emocional. En otras palabras, conocimiento, pero no una convicción sincera.

En Mateo 7:21-23, Jesús dijo que negará haber conocido a quienes no han hecho la voluntad de Su Padre, sin importar lo que hayan hecho. En Juan 6:40, Él nos dio una definición muy clara de la voluntad de Su Padre con respecto a nuestra salvación.

Porque la voluntad de mi Padre es que todo el que reconozca al Hijo y crea en él, tenga vida eterna, y yo lo resucitaré en el día final” (Juan 6:40).

Si usted cree en su corazón que Jesús murió por sus pecados y ha recibido Su perdón, usted ha hecho todo lo que puede hacer y ha hecho todo lo que se requiere.

Dios le ha dado Su promesa, y el diablo sabe que no puede poseerlo a usted. Todo lo que él puede hacer ahora es intentar robar el gozo de la salvación que usted ya tiene, arrojando dudas en su mente. Como hizo con Eva, él le está preguntando: «¿Realmente dijo Dios…?”

Es esta incertidumbre inspirada por el diablo lo que le impide a usted recibir la bendita seguridad que usted desea. Resista al diablo y él huirá de usted (Santiago 4:7). Los pensamientos de incertidumbre que usted tiene se oponen a la promesa de Dios, pero a usted se le ha dado el poder divino para capturarlos y hacerlos obedientes a Su palabra. (2 Corintios 10:3-5) Cuando lo haga, usted encontrará la paz.