Dejar que mi luz brille

Q

Martes 12 de enero de 2021

P: Realmente estoy luchando con ataques a mi mente, ¿me puede incluir en sus oraciones? Con lo que estoy luchando es cómo puedo hacer para que mi luz brille ante la gente. Cuando estoy con personas incrédulas ya sea familiares o compañeros de trabajo, no sé cómo darles testimonio y cuando lo hago siento que quedo bajo condenación.

A

R: Romanos 8:1 dice, “Por tanto, no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús.” Cualquier condenación que usted está experimentando procede del enemigo. Memorice Romanos 8:1 y la próxima vez que usted experimente la condenación, repítalo en voz alta hasta que usted sienta que se ha ido.

Luego, en vez de tratar de decir algo inteligente, pídale al Señor que le guíe cuando usted sienta la necesidad de dar testimonio. Si Él quiere que usted lo haga, él le empoderará. En caso contrario, no diga nada porque usted solamente estará tratando de actuar bajo su propia fuerza, y no obtendrá el resultado deseado, y se sentirá mal otra vez.

Cuando se sienta relajado y ya no sienta la presión de actuar, Él pondrá las palabras en su boca y todo saldrá bien. Recuerde que el Señor dijo que dejemos que nuestra luz brille, no que la hagamos brillar. Somos más efectivos cuando dejamos que la gente vea al Señor obrando en nuestras vidas en lugar de tratar de obligarlo a Él a hacerlo.