¿Es la Iglesia responsable?

Q

Viernes 13 de septiembre de 2019

P: Escuché a alguien decir que el deber de la Novia de Cristo es financiar el retorno de la casa de Israel a su tierra natal. Va más allá al decir que “la sangre de Israel está en nuestras manos.” En otras palabras, si nosotros como personas cristianas no ayudamos a financiar el retorno de Israel a su tierra natal, de alguna manera tendremos su sangre en nuestras manos.

Esta persona está usando la historia de Rut y Booz para sustentar su enseñanza. Él asemeja a Rut rebuscando en las cuatro esquinas del campo para traerle el grano a Noemi y ponerlo en su regazo, como que es la Novia de Cristo financiando el retorno de los israelitas que se encuentran dispersos en los cuatro puntos de la tierra a su tierra natal.

De sus estudios, ¿exactamente qué tiene la escritura que decir sobre esto? ¿Es el Cuerpo de Cristo responsable por el retorno de los judíos a su tierra natal?

A

R: La Biblia dice que Dios va a traer al resto de su pueblo de vuelta a Israel y a Él. Él dijo que fue Él quien los dispersó entre las naciones (Ezequiel 36:19) y es Él quien los traerá de vuelta (Ezequiel 36:24).

Isaías 60-62 están dedicados a la manera cómo Israel será honrado por las naciones en el Milenio. Pero no existe ningún versículo en la Biblia que hace que la Iglesia sea responsable por su retorno. En cuanto a tener sangre en nuestras manos, Jesús nos ha hecho una Iglesia radiante sin mancha ni arruga ni ninguna otra cosa, sino santa y sin mancha (Efesios 5:25-27).

Los rebuscos de los campos en Rut 2 es una aplicación de la ley hebrea que requería que los segadores dejaran algún grano en las esquinas de los campos para que los pobres y los extranjeros que vivían entre ellos pudieran cosecharlos como propios (Levítico 19:9-10). (Rut era extranjera y Noemi era una viuda desamparada.) El Libro de Rut es un bello modelo de la relación entre Israel, la Iglesia, y el Mesías, pero yo creo que esa persona está llevando la analogía demasiado lejos.