¿Es pecado tomar café o bebidas gaseosas?

Q He escuchado un sinnumero de argumentos de varias personas cristianas acerca de no consumir bebidas alcoholicas. Y, mientras que entiendo totalmente el no tomar alcohol del todo, los unicos versiculos en la Biblia que puedo encontrar acerca del alcohol, es el pecado de la borrachera. Esto, para mi en lo personal, no es un problema porque no tomo bebidas alcoholicas del todo. Pero luego estan aquellos ciertos grupos religiosos que dicen que aun el consumo de cafeina (agua de soda y cafe) es pecado.

Su argumento es que no debemos estar introduciendo nada en nuestros cuerpos que alteren nuestro estado mental/ser, porque nuestro cuerpo es un templo, y debe de estar tan puro como sea posible evitando del todo la cafeina y el alcohol. Yo no estoy del todo de acuerdo con eso, porque creo que eso es una regla humana y no es algo que ellos hayan podido sacar de las Escrituras. Cuando intento decirles a estos cristianos que el unico pecado es la borrachera (como lo menciona la Biblia), ellos son insistentes en cuando a que el consumo de cualquiera de esas bebidas es pecado por lo que debemos alejarnos de ellas. ?Debo considerar donar mi percolador de cafe, o es que estos cristianos estan poniendole su propio significado a esas Escrituras?

A Usted esta en lo correcto al decir que el tomar no es un pecado, pero la Biblia si habla en contra de la borrachera. Dios les permitio a los israelitas comprar, con su dinero del diezmo, vino y otras bebidas fermentadas para ser consumidas durante la fiestas otonales (Deuteronomio 14:22-26). Y Jesus proveyo vino para las bodas en Cana (Juan 2:1-11). Ninguna de estas cosas pudo haber sucedido si el tomar bebidas alcoholicas fuera un pecado.

La Biblia no habla especificamente de bebidas que contienen cafeina, pero Jesus dijo que no es lo que entra en la boca de una persona lo que la contamina, sino que es lo que sale de la misma (Mateo 15:11). Y en colosenses 2:16 Pablo dijo de no permitirle a alguien juzgarnos por lo que comemos y bebemos.

Obviamente todas las personas tienen el derecho de decidir lo que van a comer y a beber, o no. Pero ellas no tienen el derecho de imponer sus opiniones en nadie mas, especialmente cuando estan usando la Biblia incorrectamente como su autoridad