Más sobre el bautismo y la salvación

Q

Jueves 19 de septiembre de 2019

P: Si algunas personas creen que el bautismo en agua es necesario para la salvación, ¿significa eso que no son salvas ya que no dependen completamente de la obra del Señor en la cruz para la salvación? Pregunto esto, porque me he encontrado con personas que están poniendo el bautismo en agua en el capítulo 3 de Juan, lo cual es solo una mala interpretación. Sé que es imposible decir si una persona es realmente salva o no, pero si están reclamando la muerte de Jesús más el bautismo en agua, ¿hay alguna razón para preocuparse por estas personas?

A

R: Agregar algo a creer en la muerte del Señor como un requisito para la salvación contradice las declaraciones más claras que hizo el Señor sobre el tema. Por ejemplo, en Juan 6:28-29 las personas le preguntaron directamente sobre la obra que Dios requiere de nosotros, y él respondió: “La obra de Dios es esta, creer en el que Él envió”. Si alguna vez hubo una oportunidad para que él enumerara todos los requisitos de salvación era esta. Pero solo mencionó la fe.

El bautismo es una parte importante de la confesión de fe de un creyente porque es una declaración pública de su fe. Pero la Biblia no lo define como un componente esencial de la salvación. Yo no iría tan lejos como para decir que una persona que cree que el bautismo es necesario para la salvación no se salva. Pero decir que una persona no se salva a menos que haya agregado el bautismo a su fe es incorrecta.

Estoy de acuerdo con usted en que usar Juan 3:5 para respaldar el requisito del bautismo es una interpretación incorrecta. Nacer del agua es el primer nacimiento, el físico. Nacer del espíritu es el segundo, cuando nacemos de nuevo.

Y como indica Juan 3:25, el bautismo es una forma de lavado ceremonial. Juan el Bautista lo adaptó de la Mikvah, que es una inmersión en agua corriendo que los judíos usaban para limpiarse simbólicamente en preparación para eventos importantes en su vida.