Yo nunca pedí por eso

Q

Jueves 8 de abril de 2021

P: Trataré de articular mi pregunta. Primero permítame decir que entiendo que soy pecador, que tengo una naturaleza pecaminosa y que necesito un Redentor. Yo no MEREZCO nada, pero por medio de la gracia y la fe y la obra de Yeshua en la cruz es que soy salvo.

Esta es mi mente analítica. Yo no elegí nacer. Puesto que no elegí haber nacido, no elegí ser pecador. Yo tengo un enemigo invisible (para mí) que quiere verme en el infierno. Yo simplemente no elegí mi cuerpo, mente y debilidad. Alguien que yo conozco parece ser más terco que yo, etc. Lo cual parece guiarlos a una trampa de no querer, o no creer, que necesitan un Salvador. Así que se van al infierno. Eso parece ser un ENORME castigo por algo que uno no eligió en primer lugar.

Cuando pienso sobre eso me siento muy temeroso de que lo pude haber perdido. Pero por la gracia de Dios es que prosigo. Casi puedo escuchar su respuesta, la que yo pude haber formulado. Mi problema con eso es que es difícil para mí creer que todos, sin importar sus problemas, tienen por lo menos una oportunidad. Mi mente responde: ¿Y qué si? Quizás la respuesta es: Solamente es.

A

R: Estoy de acuerdo con usted, es difícil imaginar cómo es que todos pudieron haber recibido por lo menos una oportunidad para salvarse. Pero si usted cree que Dios es justo, y que Él no quiere que nadie se pierda sino que todos lleguen al arrepentimiento (2 Pedro 3:9), entonces usted tiene que creer que Él les da a todas las personas una oportunidad para hacer eso. De otra manera, versículos como Juan 3:16 no podrían ser ciertos.

Es cierto que no pedimos nacer, ni tener una naturaleza pecaminosa, pero eso es irrelevante. Él es el Alfarero, nosotros somos el barro. Yo creo que fuimos creados por Dios para un propósito, y ese es el darle a Él la gloria. Nuestro primer paso para lograr eso es decidir si permitimos que Su muerte pagara por nuestros pecados, o no. No podríamos hacer eso si no hubiéramos tenido la oportunidad para hacerlo.

En cuando a la gente que rechazó eso, si nunca tuvieron la oportunidad de tomar una decisión consciente, usted tiene un punto válido. Pero recuerde, Dios no quiere que se pierda, Él envió a Su hijo a morir para esas personas no murieran. Romanos 10:13 dice que todo aquel que invoca el nombre del Señor será salvo. Si esas personas rechazan eso, realmente no hay nada más que Él puede hacer.