La Ciudad de Abraham

Q

Martes 19 de noviembre de 2019

P: Mi pregunta es acerca de Abraham en Hebreos 11:10: “Porque [Abraham] esperaba llegar a la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.” Cada vez que leo algo que usted ha escrito acerca de la Nueva Jerusalén como el hogar permanente de la Iglesia y solamente de la Iglesia, ese versículo salta en mi mente. ¿Cómo puedo rectificar que Abraham está esperando una ciudad cuyo arquitecto y constructor es Dios? ¿Es esta ciudad que él está esperando la misma que nosotros, la iglesia, vamos a ocupar? Si eso es así, ¿es Abraham parte de la iglesia también?

A

R: Primero, no hay ninguna indicación en el texto de que Abraham estuviera hablando de la Nueva Jerusalén. Ese nombre solamente aparece en el libro de Apocalipsis. El término “Jerusalén celestial” solamente aparece en Hebreos 12:22. En Gálatas 4:26 Pablo fue el primero en mencionar una Jerusalén de arriba. Estas citas constituyen las únicas referencias a una Jerusalén distinta a la de Israel. Todas se encuentran en el Nuevo Testamento y se dan en referencia a la Iglesia.

Recuerde, la primera Jerusalén no existió sino hasta el tiempo de David, varios cientos de años después que Abraham había muerto, y otra ciudad que tiene fundamentos y cuyo arquitecto y constructor es Dios existirá en Israel durante el Milenio (Ezequiel 48). El escritor de la carta a los Hebreos pudo haber estado refiriéndose a cualquiera de estas dos.

Por consiguiente, la idea de que Hebreos 11:10 se refiere a la Nueva Jerusalén y que Abraham esperaba morar allí es una suposición que alguien ha hecho y que no tiene ningún respaldo bíblico.

Por otra parte, Abraham es el padre del pueblo judío, y a ellos les fue prometido que un día Dios moraría con ellos para siempre en Israel en la Tierra (Ezequiel 43:7). Si nosotros vamos a hacer una suposición, yo creo que sería lo más probable que la ciudad del Milenio en Israel es la que Abraham tenía en mente.