La Seguridad Eterna y la oración no contestada. Seguimiento

Q

Jueves, 28 de junio de 2018

P: Hoy leí su artículo La SE y la oración no contestada en su sitio web. Me da pena, pero a menudo me desanimo si leo ese tipo de “testimonio”. Lo que me preocupa es esto: “Habiéndose arrojado a la misericordia de Dios ha pasado muchas horas en oración, sin embargo, ella no ha recibido ninguna solución a sus problemas”. ¿Puede suceder que un creyente confíe sus problemas o preocupaciones al Señor y ella o él no recibe una solución o liberación?

A

R: Hasta donde yo sé, solo cuatro cosas pueden evitar que Dios nos libere de nuestros problemas; nuestra falta de fe, nuestros pecados no confesados, nuestros sentimientos inconscientes que merecemos ser afligidos, o nuestro deseo secreto de permanecer donde estamos. Este es un tema muy complicado, pero algunas personas solo obtienen la atención que anhelan al estar enfermas o en problemas y temen que, si fueran sanados, sus amigos o familiares comenzarían a ignorarlos.

Estas cuatro cosas son parte de nuestra naturaleza pecaminosa, y una vez que seamos raptados y hemos desaparecido, miraremos hacia atrás en nuestras vidas y finalmente nos daremos cuenta de todas las cosas que Dios quería hacer por nosotros, pero que no pudo porque nuestra naturaleza pecaminosa se lo impidió. Algunos eruditos creen que las lágrimas que Dios limpia de nuestros ojos en Apocalipsis 21:4 será el resultado cuando lo comprendamos.