La Seguridad Eterna y la oración no contestada

Q

Jueves, 28 de junio de 2018

P: Como un seguimiento de Aún salvos luego de negar al Señor tengo una pregunta para usted.

Una amiga mía, que una vez fue una cristiana muy amorosa y dedicada, en los últimos años ha sufrido muchos traumas en su vida. Habiéndose arrojado a la misericordia de Dios ha pasado muchas horas en oración, sin embargo, ella no ha recibido ninguna solución a sus problemas. Por ejemplo, ha orado constantemente para que el Señor traiga la paz al corazón de su madre, también cristiana, que sufre de demencia y vive en un estado de confusión y tortura literalmente atrapada dentro de su propio cuerpo. Estas oraciones no han sido contestadas.

Ella ahora cree en su corazón que Dios no puede existir y que Jesús fue solo un buen hombre que fue crucificado junto con muchos otros.

Mientras que Pedro, comprensiblemente, negó al Señor por temor, esta mujer tomó una decisión consciente de que Dios no es real, y no por amargura sino deliberadamente. ¿Qué le sucede a su salvación?

A

R: Este caso, aunque desgarrador, no es diferente a cualquier otro. Si ella fue realmente salva, entonces, a pesar de que, como tantas otras ovejas, se ha desviado, el Señor está comprometido a traerla de vuelta antes de que ella muera. Dios ha puesto el sello de Su propiedad sobre ella y Su Espíritu en su corazón, para garantizar su destino. Es Su voluntad que, por haber mirado al Hijo y haber creído en Él, ella tendrá vida eterna y resucitará en el último día. (2 Corintios 1:21-22 y Juan 6:40)