El Escenario de la Luna Color de Sangre

Una Perspectiva por Jack Kelley

Actualmente hay un video en el Internet promovido por un sitio profético muy conocido, sobre el cual muchos de ustedes me han enviado enlaces o me han preguntado sobre ello, o ambas cosas. Aquí les doy mi respuesta.

Este video muestra el resultado de trazar los eclipses solares y lunares y compararlos con las Fiestas Levíticas, y hace la observación de que el único momento en este siglo cuando cuatro eclipses lunares consecutivos, conocidos como una tétrada, van a coincidir va a ser ya sea durante la Pascua o durante la Fiesta de los Tabernáculos en los años 2014-2015. Los eclipses lunares, también se conocen como “lunas color de sangre” porque la luna generalmente se torna de ese color durante un eclipse.

También habrá dos eclipses solares durante ese tiempo. En la primavera del año 2015 dará inicio el año religioso de Israel con un eclipse total de sol, seguido, dos semanas más tarde, por un eclipse total de luna en la Pascua. Y luego seis meses después esta secuencia se vuelve a repetir con un segundo eclipse solar en el Rosh Hashanah seguido dos semanas después por otro eclipse total de luna en la Fiesta de los Tabernáculos, todo en el año 2015.

La última vez que algo parecido a eso sucedió fue en 1967, cuando Jerusalén se convirtió en una ciudad unida y judía otra vez, y antes de eso también hubo varias otras ocurrencias durante los años 1948-50 cuando Israel se estaba convirtiendo en una nación. No hubo ninguno del todo el los años de 1800, de 1700, de 1600 y 1500 que coincidiera con los días de fiesta judíos.

¿Qué Quiere Decir Todo Esto?

La conclusión a la que llega el productor de este video es que el año de 2015 es el más probable para la Segunda Venida del Señor en todo el Siglo XXI, y el otoño es el mejor momento de ese año.

Los entusiastas de la profecía de todo el espectro se están atropellando para montarse sobre esta declaración. Pero en su emotivo apuro el cual justamente acompaña sus pensamientos del inminente retorno del Señor, están ignorando una herramienta que nos sirve para evaluar en dónde nos encontramos actualmente en los tiempos finales, la cual yo presenté en mi serie titulada “Siete Cosas que Debemos Saber Para Entender la Profecía del Final de los Tiempos”. Es una herramienta de negocios llamada el calendario retrospectivo. (Usted puede acceder a esta serie en nuestra página principal en Internet.)

Las afirmaciones sensacionales como las hechas en este video pueden producir verdadera confusión si usted no conoce la secuencia que van a seguir los eventos principales del fin de los tiempos. En realidad, su orden es muy lógico y una vez que usted la aprende, pensará cómo es que no lo había hecho antes. La mejor manera de hacerlo es por medio de un ejercicio que en el mundo de los negocios se conoce como el calendario retrospectivo. Esto requiere ir hacia el fin del proceso e identificar el resultado final. Entonces se hace una lista en orden inverso de las cosas que son necesarias ejecutar para poder obtener el resultado final deseado, hasta llegar al presente. Es más sencillo de lo que parece, y es más fácil en la profecía que en los negocios porque hay mucho menos eventos que organizar. Esto funciona de la manera siguiente.

Todos creemos que la eternidad es el resultado final así que empezando desde ese punto y trabajamos hacia atrás. Pero los últimos eventos principales descritos en detalle en la Biblia son la Era del Reino o Milenio, que es el reinado de Cristo de 1.000 años en la tierra, el cual es distinto y antecede a la eternidad. De manera simple, la eternidad no puede comenzar sino hasta que finalice el Milenio.

Y obviamente, el Milenio no puede suceder sino hasta la Segunda Venida de Cristo, porque en ese momento es que el Señor retorna para establecerlo. Y la Segunda Venida no puede suceder sino hasta el final de la gran tribulación. Y eso no puede suceder sino hasta que el anticristo entre en el Templo en Jerusalén declarando ser Dios (2 Tesalonicenses 2:4). Ese es el evento que Jesús le advirtió a lsrael que observara como la gran salva. Jesús le llamó “la abominación desoladora” en Mateo 24:15-21.

Pero eso no puede suceder sino hasta que haya un Templo judío. En lsrael no ha habido un Templo desde el año 70 d.C. y no lo habrá sino hasta que los judíos oficialmente decidan que necesitan uno. Ellos no necesitarán uno sino hasta que Dios reinstaure Su relación del Antiguo Pacto con ellos, con lo cual se inicia la Semana Setenta de Daniel. Y eso no puede suceder sino hasta que la batalla de Ezequiel 38-39 se gane, porque es la Batalla de Ezequiel lo que oficialmente lleva a los judíos de regreso a Dios (Ezequiel 39:33). Y eso no puede suceder sino hasta cuando la iglesia se ha ido, porque la Iglesia e Israel son mutualmente excluyentes para Dios (Romanos 11:25 y Hechos 15:13-18). Y eso nos lleva al tiempo presente porque no hay ningún evento que anteceda al Rapto de la Iglesia. Este puede suceder en cualquier momento.

Utilizando este herramienta de tiempo es que podemos ver cómo es que los eventos de los tiempos del fin están programados para que sucedan, y el único evento cuyo momento es totalmente especulativo es el Rapto. Algunas personas alegan que hay dudas en cuanto al momento de la Batalla de Ezequiel 38, pero yo creo que la Biblia es muy clara al mencionar que la Batalla de Ezequiel 38 es el llamado de alerta para Israel para que de inicio la Semana Setenta de Daniel. Ese es el evento que lleva a Israel de vuelta a una relación de pacto con Dios lo cual requiere que un Templo esté construido. Por definición, la Semana Setenta de Daniel es un período de siete años. La última mitad es la Gran Tribulación, después de la cual el Señor retorna.

¿Cuál es el Punto?

Eso me lleva al punto que quiero establecer. Para ello voy a volver a utilizar la herramienta del calendario retrospectivo. Para que el Señor pueda retornar en el otoño del año 2015, la Setenta Semana de Daniel deberá iniciarse en el otoño de 2008, dentro de unos pocos meses. Eso quiere decir que en el verano de este año la Batalla de Ezequiel 38 deberá suceder, y Dios volverá a presentarse a Sí mismo a Israel, trayéndolos de vuelta a la relación del pacto con el resultado de que el judaísmo bíblico se convierte en la religión oficial y nacional de Israel. Y el anticristo deberá hacer su aparición y obtener suficiente poder como para ayudar a Israel a negociar un pacto de siete años el cual incluye las provisiones para la construcción de un templo (Daniel 9:27). Luego está el asunto del Rapto de la Iglesia. Así como este calendario es totalmente posible para Dios, el hacer que todos estos eventos sucedan durante este verano sería apartarse grandemente de Su método normal de hacer las cosas. Ciertamente, existen varios hechos interesantes que debemos conocer sobre este verano que lo hacen una posibilidad atractiva si uno no toma en cuenta lo que acabamos de decir. Israel celebrará su 60 aniversario y al mismo tiempo, la población del mundo está proyectada a ser 6.666.666.666 personas. También será el aniversario 1976 de la Iglesia. (Debido a diferencias en el calendario, la mayor parte de la iglesia occidental lo celebrará el 11 de mayo, pero el día correcto es el 8-9 de junio.)

También, algunos expertos militares dicen que junio efectivamente será el último momento de este año en que Israel tendrá una oportunidad para destruir la capacidad nuclear de Irán, una acción que obviamente va a producir hondas repercusiones en el Medio Oriente. La estación lluviosa en Irán empieza en Julio haciendo incierta la visibilidad, y para el mes de septiembre la campaña para elección presidencial en los EE.UU. se acelerará hasta el día final de las elecciones en el mes de noviembre. Muchos observadores creen que la presente administración no estará de acuerdo en permitir que una distracción de esa magnitud interfiera con el foco de las elecciones durante este otoño. El añadirle estas cosas a la mezcla ha sido una tentación para los aficionados a la profecía al eliminar toda restricción y declarar que el Día del Señor está a la mano.

¡Espere Un Momento!

Pero antes de unirnos a ellos miremos el asunto con más detenimiento. ¿Se han cumplido las condiciones para Ezequiel 38? Muchos de los participantes ya están alineados con excepción de Turquía. Pero Siria la cual no menciona Ezequiel 38, está en medio de lo grueso del asunto, haciendo equipo con Irán y Corea del Norte, con los cuales forma el nuevo eje del mal enfocado en contra de Israel. ¿Puede Isaías 17 también suceder en este verano?

Y luego tenemos el requisito de que Israel estará viviendo en un estado tal de supuesta paz que los tomaría por sorpresa una batalla a muerte (Ezequiel 28:11). Si Israel ataca las instalaciones nucleares de Irán el próximo mes, serían ellos los que harían el ataque sorpresa. ¿Podría un contraataque cierto de Irán ser llamado un ataque inesperado que tomaría a Israel por sorpresa? Yo no lo creo así.

No, yo creo que lo más probable es que una guerra entre Israel y los musulmanes este verano daría como resultado la desaparición de Siria lo cual terminaría en una falsa paz que colocaría en su lugar las condiciones necesarias para que Ezequiel 38 suceda un tiempo después. Y a pesar de mis anteriores especulaciones sobre que los polos magnéticos se invierten en el año 2012 y eso sería como un cumplimiento del sexto sello en Apocalipsis 6, debo admitir que el posible evento que mejor se ajusta a esta secuencia y que vale la pena ser anunciado por las señales en los cielos en el año 2015, sería el comienzo de la Semana Setenta de Daniel.

Si las anteriores lunas color de sangre de hecho anunciaron el renacimiento de la nación y la reunificación de Jerusalén, como parecen serlo, entonces el siguiente paso importante en el camino de Israel hacia el Reino es su reunión nacional con su Creador. Esta fue la manera como Ezequiel vio que sucedería, y desde mi punto de vista es lo suficientemente importante para que Dios ejecute ese tipo de anuncio celestial. Después de todo, Él ha estado esperando que retornen a Él durante 2000 años.

“Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y viviremos delante de él” (Oseas 6:1-2).

Afortunadamente no tomará mucho tiempo para que sepamos quién está en lo correcto y quien no. Y para eso no será necesaria ninguna ciencia espacial para determinarlo. Porque si la Semana Setenta de Daniel está puesta para iniciar en Septiembre, entonces los siguientes meses sorprenderán al mundo en una serie de cumplimientos proféticos sin paralelo que lo dejarán sin aliento, desde la crucifixión y resurrección del Señor. Ya casi se pueden escuchar los pasos del Mesías. 03/05/2008.