Odiar el pecado, amar al pecador

Q

Martes 30 de junio de 2020

P: Usted ha escrito que el efecto Jesús dijo de odiar el pecado y amar a la persona pecadora. Mi amigo dice que en ningún lugar de la Biblia dice que Jesús o Dios alguna vez dijo de odiar el pecado y amar al pecador.

A

R: Su amigo está en lo correcto. Jesús nunca dijo de odiar el pecado y amar al pecador, sino que esa es la manera cómo Él vivió. En el Sermón del Monte Jesús redefinió el pecado a un nivel nunca antes oído, diciendo en esencia que pensar en pecar es tan malo como pecar. Pero Él con frecuencia fue acusado de fraternizar con personas pecadoras, y de hecho pasó mucho de Su tiempo con ellas.

Con la mujer que fue sorprendida en adulterio, a pesar de que Él le dijo que dejara de pecar, Él rehusó condenarla (Juan 8:11). Lo mismo fue cierto con el hombre paralítico que Él sanó en Juan 5:14.

Cuando lo clavaron en la cruz para matarlo, Él oró, “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen (Lucas 23:34).

Él nunca toleró el pecado, pero Él nunca condenó a la persona pecadora. Él dijo, “No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores al arrepentimiento (Lucas 5:32). Su meta para tratar con las personas pecadoras siempre fue reconciliarlas con Dios, y finalmente Él logró eso con Su muerte.

Porque al Padre le agradó que en él habitara toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, tanto las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:19-20). “Por tanto, no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús” (Romanos 8:1).